sábado, 16 de octubre de 2010

ALGAS (2ª PARTE)

Existen miles de variedades de algas que presentan distintas cualidades según su habitat original (océano Pacífico, Atlántico...), pero tan solo 50 especies son comestibles.

Me centraré en aquellas que, desde mi punto de vista personal y nutricional, tienen mayor relevancia.

Clasificación
Se clasifican en 3 grupos principales en función del color que le confieren sus pigmentos:
1. algas verdes: crecen en aguas generalmente dulces, templadas y frías. Las encontramos a poca profundidad. P.e. lechuga de mar
2. algas pardas: son casi exclusivamente marinas. Crecen en aguas frías y a profundidad media. Son las de mayor tamaño. P.e. cochayuyo
3. algas rojas: son principalmente marinas y crecen en aguas cálidas y profundas. P.e. dulse

Otra forma de clasificarlas es según el tipo de agua en la que habitan:
1. algas saladas. P.e. nori, wakame, kombu...
2. algas dulces. Se consumen en forma de comprimidos, por lo general, y de forma puntual como "alimento-medicamento". P.e. clorella, espirulina y klamath.

Algas de uso más frecuente en la cocina
KOMBU o KELP
Es la más rica en yodo por lo que no se puede consumir alegremente. Es un alga muy mineralizante ya que contiene cantidades importantes de calcio y hierro, así como vitaminas del grupo B y provitamina A.

Por su contenido en ácido glutámico ablanda las fibras de otros vegetales y, por su contenido en ácido algínico, es un gran depurador para nuestros intestinos.

Uso indispensable: cocinar siempre las legumbres con un trozo de kombu para mejorar su digestibilidad.

WAKAME
Alto contenido en calcio. Es la más rica en vitaminas del grupo B.

Activa la circulación y equilibra el sistema nervioso. También ablanda las fibras de los alimentos que se cocinan con ella.

DULSE
Destaca su contenido proteico. Con diferencia, la que aporta más hierro. Elevado contenido en potasio, vitamina C y en algunas vitaminas del grupo B.

Muy útil para combatir la anemia. Efecto diurético.

ARAME
Al igual que la kombu, tiene gran cantidad de yodo. Rica en proteínas, hierro y calcio.

Da elasticidad al sistema cardiovascular. Se usa para tratar la anemia.
HIZIKI
La más rica en calcio. Destaca su aporte en hierro y vitaminas B3, B9 y B12.

Muy interesante para el tratamiento de la osteoporosis, gestantes, niños y veganos.

NORI
Destaca su contenido en proteínas, calcio, hierro, vitamina A, C y del grupo B.

Útil para eliminar depósitos grasos y mejorar la digestibilidad.

AGAR-AGAR
Es rica en minerales, pero no tanto como las anteriores.

Propiedades laxantes y depurativas.

ESPAGUETI DE MAR
Rica en proteínas, hierro y vitamina C.

Efecto diurético por su alto contenido en potasio. Tratamiento de estados anémicos, cansancio, trastornos linfáticos y circulatorios.

COCHAYUYO
Destaca su aporte de proteínas, yodo, calcio, sodio, hierro y fibra.

No es recomendable si se padece de HTA, problemas renales o cardíacos por su alto contenido en sodio.

Muy popular en dietas de adelgazamiento por contener gran cantidad de fibra (capacidad saciante), pero en personas con tendencia a retener líquidos, no es buena idea.


Las algas, a nivel energético, son contractivas (efecto Yang), alcalinizantes y refrescantes.


Lo ideal sería, si nuestro estado de salud lo permite, consumirlas de forma regular en cada comida e ir variando con frecuencia de alga para aprovecharnos de sus distintos beneficios. En caso de querer utilizarlas para equilibrar nuestro organismo, tendríamos que ser más cuidadosos al elegir las variedades a consumir.

1 comentario:

  1. Ummm que mundillo este de las algas, aún bastante desconocido en occidente...
    Interesante fuente de nutrición!
    Hay que introducirlas poco a poco en nuestro dia a dia!!!
    Buen articulo! Cuidate bien!!!

    ResponderEliminar